miércoles, 16 de enero de 2013

Un fuego que enciende otros fuegos: la estatura del apóstol


Un fuego que enciende otros fuegos
Autor:      San Alberto Hurtado S.J.
Editorial:  Ediciones Universidad Católica de Chile
País:        Chile
Año:         2005
Género:    Reflexiones

Descripción: 
"Este texto es una selección de escritos breves de san Alberto Hurtado que dan una imagen bastante fiel de este sacerdote ejemplar. 
El libro no pretende presentar una biografía completa o resumir sus obras. El libro quiere adentrarse en el corazón del autor al presentar texto escritos por él mismo, “que permiten conocer ‘desde dentro’ el corazón de este apóstol", del cual Juan Pablo II se preguntaba: "¿Podrá también en nuestros días el Espíritu suscitar apóstoles de la estatura del Padre Hurtado, que muestren con su abnegado testimonio de caridad la vitalidad de la Iglesia? Estamos seguros que sí; y se lo pedimos con fe".
El libro presenta primero una breve biografía del santo: nacimiento e infancia, discernimiento vocacional, estudiante jesuita, sacerdote de Cristo, apóstol entre los jóvenes, el Hogar de Cristo, apostolado social, últimos años y volviendo a la casa del Padre Dios.
Y después viene el fuego. A través de los textos seleccionados se percibe esa coherencia que san Alberto Hurtado imprimió a su vida. A partir de la interpretación de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola, ofrece una reflexión sobre el sentido de la vida. Sin olvidar los temas de la eternidad y de la muerte, la mirada de la fe no le permite ignorar la realidad, y por esta misma fe, la vida del hombre no se agota en la intrascendencia. 
El libro se enriquece con fotografías entrañables de san Alberto Hurtado y con anécdotas tomadas del expediente elaborado para la causa de canonización (www.imdosoc.org). 

Sobre el autor: "Alberto Hurtado Cruchaga nació en Chile, en la ciudad de Viña del Mar el 22 de Enero de 1901. Su familia era muy cristiana y unida. A los cuatro años de edad se le muere su padre. Anita su madre queda con Alberto y su hermano Miguel
Terminado el colegio estudió leyes en la Universidad Católica, trabajando al mismo tiempo para ayudar a su madre, pero su vocación era otra: ser sacerdote. Entró entonces al noviciado y después de largos estudios y pruebas, fue ordenado sacerdote en 1933, en Bélgica.
Regresó a Chile, donde se dedicó de lleno a sus alumnos del colegio, a los cuales no sólo enseñaba sino que dirigía espiritualmente.Fue un gran educador de juventudes.
Con incansable amor, él salía en su camioneta verde a recoger a los pobres y a los niños para llevarlos al Hogar a tomar leche caliente y dormir en una verdadera cama... En cada necesitado veía a Cristo sufriente.Y así fundó lo que sería y es su gran obra: "El Hogar de Cristo". Más tarde fundaría talleres para darles educación y capacitarlos en un trabajo digno. 
Entre sus muchas actividades también están sus publicaciones y conferencias sobre el sacerdocio, los problemas de la adolescencia, el catolicismo, la educación y el orden social, fue, además fundador de la Revista Mensaje y de la Acción Sindical Chilena.
El 18 de Agosto de 1952 el Señor se lo llevó junto a Él. Sus restos mortales se encuentran en el Santuario a su memoria ubicado en Av. General Velázquez 1090, Santiago" (http://www.corazones.org).

Frases/ Párrafos notables:
"Si no hay sacerdotes, no hay sacramentos; si no hay sacramentos, no hay gracia; si no hay gracia, no hay Cielo; y, aun en esta vida, el odio será la amargura de un amor que no pudo orientarse, porque faltó el ministro del amor que es el sacerdote. Que nuestros jóvenes, conscientes de su fe, que es generosidad, conscientes de su amor a Cristo y a sus hermanos, no titubeen en decir que sí al Señor". (p.130).

"Al mirar esta tierra, que es nuestra, que nos señaló el Redentor; al mirar los males del momento, el precepto de Cristo cobra una imperiosa necesidad: Amémonos mutuamente. La señal del cristiano no es la espada, símbolo de la fuerza; ni la balanza, símbolo de la justicia; sino la cruz, símbolo del amor. Ser cristiano significa amar a nuestros hermanos como Cristo los ha amado" (p.114).

Palabras clave: Reflexiones espirituales, Vidas de Santos, Santos chilenos.

Links:
El libro online:
malborno.files.wordpress.com/2009/03/01-un-fuego.doc

Página web dedicada a San Alberto Hurtado creada por la Fundación Padre Hurtado:
www.padrealbertohurtado.cl

En pocas palabras...:
Profundidad espiritual: Muchísima
Valor teológico/académico: No siendo un libro que pretenda aportar a la Teología, es materia de estudio ya que evidencia el profundo pensamiento de este santo.
Valor literario: No corresponde
Lenguaje: Acsequible, sencillo y culto a la vez.
Perfecto para:
- Cualquier cristiano chileno. Es un clásico de nuestro segundo santo nacional.
- Iluminar la vida práctica y cotidiana de hombres y mujeres de acción.
- Jóvenes que necesitan guía e inspiración para transformarse en nuevos "fuegos".

No hay comentarios:

Publicar un comentario